Cada vez que llega el verano, se incrementan las posibilidades de estar disfrutando de un día de piscina refrescante. No sé si le pasará al resto de mortales, pero antes de poner un dedo en un agua estancada, vienen a mí una gran cantidad de dudas. Entre ellas está: ¿Ésta será una piscina o una “pichina”?

Según un reporte del verano pasado sobre la calidad de agua de las piscinas en Lima y Callao, emitido por DIGESA/MINSA, me llevé una gran y desagradable sorpresa y pude concluir que hasta los lugares más exclusivos han descuidado las condiciones sanitarias de sus piscinas y por consecuencia, han puesto en riesgo la salud de sus bañistas.

 

Día de Piscina

Día de Piscina

¿Por qué Piscina Saludable?

Decir que una piscina es saludable, significa que tiene “bajo control” algunos parámetros de calidad. Estos, según la Directiva Sanitaria Nº 033-MINSA/DIGESA V.01 son: Cloro Residual, Coliformes Termotolerantes y Turbiedad.

Los rangos de valor aceptable para cada uno de estos parámetros son:

  • Cloro Residual: > 0.4 mg/l y < 1.2 mg/l
  • Coliformes termotolerantes: Ausentes
  • Turbiedad: < 5.0 NTU

Si nos damos cuenta, todo recae en lograr una buena CLARIFICACION y una adecuada CLORACION. Pero no es tan fácil como aplicar a diario una fórmula universal de dosificación de insumos, y olvidarse de los ajustes. Un buen piscinero sabe que una mayor o menor afluencia de bañistas, la higiene de los alrededores, los cambios de temperatura, la falta de un lava pies, y la presencia o ausencia de un buen sistema de recirculación, son factores claves para las variaciones de calidad de agua de una piscina.

Yo diría entonces que el tratamiento de agua de piscina se vuelve todo un reto, dada la cantidad de variables que intervienen en el mejoramiento o deterioro de la calidad. Y eso día a día, requiere ajustes constantes.

 

Tratamiento Básico de Agua de Piscinas

Si eres un calichín en tratamiento de agua para piscina, lo que debes buscar prioritariamente es: tener baja turbiedad y tener buenos niveles de cloro libre.

La Clarificación: Si esperas a que al final del día, toda la turbiedad de la piscina decante por gravedad, te vas a volver viejito y seguirás esperando hasta morir. Un buen coagulante – floculante se utiliza a menudo para agilizar la decantación de partículas que causan turbiedad. Te ayudará mucho la aplicación de sulfato de aluminio tipo “A” disuelto en agua y rociado en toda la piscina.

Esto generalmente se hace en la tarde, cuando ya no hay bañistas.

Seguidamente, se prende el sistema de re-circulación para homogenizar la presencia del insumo en toda la piscina, y se deja hasta la mañana del día siguiente, en donde aspiraremos todos los “flocs” formados con ayuda de un aspirador para piscinas.

Aspiradora para piscina

Aspiradora para piscina

La aspiración debe realizarse con mucho cuidado, con el agua calma (sin prender nuevamente el sistema de recirculación para evitar re-disolución de flocs). Verás luego de la aspiración, que clara queda el agua de la piscina.

Agua Clara en Piscina

Agua Clara en Piscina

La Cloración (desinfección): Es la etapa final de todo tratamiento de aguas. En piscinas, se recomienda aplicar una dosis tal que supere el 1,2 mg//L, el cual es el límite superior recomendado.

Si aplicas una dosis de cloro para obtener los 1,2 mg/L de cloro libre en el agua, lo más probable es que con el primer “chapuzón” de bañista o con un aumento del “calorcito” ese 1,2 se conviertan en NADA.

Los ajustes en la dosis de cloro deben variar constantemente, al mismo ritmo con el que va disminuyendo la concentración de cloro libre en la piscina.

El mejor sistema de dosificación de cloro es el clorador al vacío REGAL (USA), el cual es simple, económico y lo puedes hacer actuar únicamente cuando prendas el sistema de recirculación.

Clorador REGAL (USA). Apto para tratamiento de agua de piscina

Clorador REGAL (USA). Apto para tratamiento de agua de piscina

Esta desinfección sí debe hacerse de día, después de la aspiración de flocs.

Afortunadamente, el cloro sí puede inyectarse varias veces al día, a fin de mantener los niveles deseados de cloro libre en el agua. Esto conlleva a tener dos de los parámetros exigidos bajo control: El cloro libre y los coliformes termotolerantes.

El bendito Control de Calidad:

Ningún insumo químico para tratamiento de aguas se aplica a ciegas. Para saber CUANDO y CUANTO, se requiere hacer un control de calidad del agua.

Hablando de los parámetros básicos que exige la Directiva, es necesario tener como mínimo un comparador de cloro y un turbidímetro. Ellos serán tu herramienta de trabajo diario para saber si es momento de aplicar productos a la piscina y en qué cantidad.

 

Comparador visual colorimétrico para control de calidad de agua

Comparador visual colorimétrico para control de calidad de agua

Otros Parámetros

Generalmente, hay factores mejorables en una piscina que no son solo los 3 parámetros indicados en la Directiva 033.

A veces, las piscinas presentan problemas muy serios como agua verde, agua corrosiva, suelo resbaladizo, agua blanquecina, mal olor, y en el mercado existe una gran variedad de productos para problemas como éstos.

Agua de Piscina con presencia de algas

Agua de Piscina con presencia de algas

Casi todos estos problemas, se solucionan con la adición de insumos químicos específicos, y en gran parte son causados por un pH inadecuado.

El ajuste de pH de una piscina es fundamental para facilitar la actuación de insumos químicos específicos para problemas puntuales.

 

 

Quím. Silvana Quijandría Casanova

Especialista en Tratamiento y Control de Calidad de Agua

 

R CHEMICAL S.A. (Lima – Perú)