Es la finalidad de la presente publicación, darles importancia a los pequeños accesorios que acompañan a un Sistema de Cloración.

 

Me referiré en esta ocasión, al Filtro “Y”.

 

 

Filtro “Y” internamente.

No muchos conocen su verdadera función y creen que porque en un primer momento el sistema funciona adecuadamente sin él, se puede prescindir siempre de esta pieza.

 

El Filtro “Y” es un accesorio generalmente de cuerpo de bronce que se coloca antes de la bomba booster en los sistemas que inyección al vacío, con la finalidad de retener impurezas que pueda cargar el agua antes de la cloración.

 

Si esas impurezas pasan por la bomba booster y luego llegan al inyector (eyector), pueden perjudicar el trabajo de esta unidad de vacío, porque recordemos que el inyector, en un sistema de cloración al vacío, es el corazón del sistema.

 

Filtro “Y” sucio por impurezas en el agua tratada.

Agua de mala calidad pasando por el filtro “Y”

 

Las impurezas que llegan al inyector se acumulan principalmente en la parte inferior del diafragma y con la acumulación de partículas, esta pieza puede a corto plazo ya no generar vacío.

 

Es entonces cuando se hace imprescindible contar con un filtro “Y” que me permita retener estas partículas aún en sistemas de bombeo de aguas subterráneas.

 

Más importante aún después de instalarlo es chequearlo periódicamente a fin de constatar que la malla (filtro) interno se encuentra limpio.  Si estamos conscientes de que la calidad de agua antes de la cloración no es tan favorable, es mayor el control de la limpieza del filtro que debe hacerse.

Con un chorro de agua a presión, es suficiente para retirar dichas impurezas y continuar con la producción de agua.

 

Quím. Silvana Quijandría Casanova

Especialista en Tratamiento y Control de Calidad de Agua

R CHEMICAL S.A. (Lima – Perú)