Si hay algo que empobrece más a los países, aparte de las guerras, son en primer lugar los desastres naturales. El Fenómeno del Niño es un acontecimiento natural que origina desastres, de tipo social, económico y biológico.

Consecuencias del Fenómeno del Niño en Perú

Consecuencias del Fenómeno del Niño en Perú

Todos hemos sido testigos de los estragos de este fenómeno en el Perú o en el vecino país del Ecuador. Para nosotros los peruanos, el Fenómeno del Niño se refiere a un calentamiento de las aguas superficiales del mar del Océano Pacífico, que dirige el comportamiento de la atmósfera de manera atípica y perjudicial.

Las altas temperaturas, carencia de vientos alisios, variación de la salinidad del agua de mar y lluvias son sólo algunos de los sellos distintivos del Fenómeno del Niño, pero muy pocos se ocupan del deterioro de la calidad de agua para consumo humano durante ésta etapa y sus efectos, pues se centran más en otro tipo de problemas como pérdidas económicas en la agricultura, pesquería o bloqueo de carreteras, entre otros.

Cuando hablamos de deterioro de calidad de agua potable, nos referimos a que hay uno o más parámetros o elementos que están fuera del rango aceptable, es decir, que no están cumpliendo con la concentración o valor permisible estipulado en el Reglamento de Calidad de Agua o Norma de Calidad de Agua de su país.

 

¿Es frecuente atravesar por problemas de calidad de agua potable durante el Fenómeno del Niño?

SI. Y la explicación se vincula con todos los factores observables durante todo el tiempo en que el fenómeno se manifiesta:

Lluvias e Inundaciones: Son la principal causa de contaminación del agua, tanto superficial como potable.

Inundaciones durante el Fenómeno del Niño, Perú

Inundaciones durante el Fenómeno del Niño, Perú

 

La contaminación de agua superficial, es decir, de ríos, mares y lagos estaría provocada por el deslizamiento de contaminantes disueltos o en suspensión hacia los cuerpos de agua. Esto es fácilmente comprensible si imaginamos lluvias incesantes que arrasan con todo tipo de contaminantes que se encuentran a su paso en los suelos, campos, cerros y montañas y llegan a desembocar en las aguas naturales. Esto puede afectar a un ser humano por contacto directo, o indirectamente por ingesta animal contaminado por consumo de agua de mala calidad.

La contaminación de agua potable es mucho más complicada, pero no imposible, y recae en la alta probabilidad de deterioro o rotura de tuberías que transportan agua potable a causa de las inundaciones. Esto origina el ingreso de contaminantes a las tuberías y por consiguiente, la ingesta y consecuente afección.

Un escenario aún más desfavorable sería la rotura de tuberías de desagüe a causa de las inundaciones. Esto sí es un problema mayor, porque la exposición directa con materia fecal, es inminente. A causa de la rotura de tuberías de desagüe, la probabilidad de contaminación de agua potable es alta, pues ante estos desastres, la hermeticidad de las tuberías de agua destinadas para consumo humano no está garantizada.

Asimismo, en el supuesto caso que la empresa proveedora de agua potable opte por suspender el servicio de abastecimiento por un tema de seguridad, las personas tomarían sin duda la determinación de almacenar agua. Un mal manejo de reservas de agua puede acarrear un grave problema, en primer lugar, porque pierde cloro residual libre y no hay nada que detenga su contaminación inmediata con agentes extraños, y en segundo lugar, es que estas reservas sirven de criadero de insectos portadores de enfermedades como por ejemplo el temido dengue. Incluso el agua de lluvia estancada es un medio ideal para su desarrollo.

Otro factor importante que nadie menciona pero del cual me gustaría hablar es el aumento excesivo de caudal de agua que ingresa a las Plantas de Tratamiento de Agua Potable (PTAP) y la calidad de la misma. Descartando el tema del excesivo caudal, ya que esto se puede restringir, nos quedamos con el segundo problema: En esta época, en las PTAP ingresa agua con una calidad nunca antes conocida (por la especie y cantidad de contaminante) aquí se desconoce qué tipo y cantidad de clarificante o desinfectante es el adecuado para tratar ese tipo de agua. Es aquí donde se ingresa a una “Dimensión Desconocida”, en la que la poca destreza y bajo conocimiento de química puede poner en riesgo a toda la población.

 

Bloqueo de carreteras: Se puede creer o pensar que el bloqueo de carreteras no representa un factor que afecte directamente a la calidad del agua, pero en realidad sí lo es.

En el Perú, la zona más afectada por el Fenómeno del Niño es la zona norte de nuestro país. El bloqueo de carreteras impide y/o restringe el paso de insumos y materiales destinados al tratamiento y control de calidad del agua, así como de medicinas u otros.

El hecho de encontrarse poco o nada abastecido de todo lo necesario para enfrentar un Fenómeno del Niño, incrementa las posibilidades de ser víctima de la furia de la naturaleza.

Los traslados de bienes destinados al tratamiento y control de calidad de agua por vía aérea resultan exageradamente caros, y pueden hasta quintuplicar el valor de los productos, sin tomar en cuenta que en pleno fenómeno, los insumos escasean o lo que es peor, quizás no se encuentren disponibles para venta en el momento de requerírseles.

 

Altas Temperaturas: El incremento de enfermedades y epidemias como consecuencia del calentamiento global es un hecho, y lógicamente durante el Fenómeno del Niño se presentan temperaturas elevadas que empeoran la situación de los afectados y ponen a los demás en grave riesgo. Todos saben que por cinética de reacción, muchas reacciones químicas pueden verse favorecidas con un incremento de temperatura así también como el desarrollo microbiano de algunas especies.

En un ambiente muy cálido, el cloro residual libre se volatiliza con más rapidez, y los coliformes termotolerantes se sienten absolutamente confortables a 35 o 40°C.

 

A tomar en cuenta (para tratamiento y control de calidad de agua potable):

  • Estoquéate de insumos y materiales para tratamiento y control de calidad de agua: Los coagulantes, floculantes, cloro, DPD y equipos portátiles son de excelente ayuda para estar vigilantes y equipados para actuar oportunamente ante cualquier eventualidad. Esperar a que se manifieste totalmente el Fenómeno del Niño para adquirir lo necesario, es un descuido que puede tomar vidas humanas.
  • Cloro o insumos clorados: Bacterias coliformes totales, coliformes termotolerantes y Vibrio Cholerae son muy sensibles al cloro. Contar con estos productos es OBLIGATORIO en todo momento, más aún durante el fenómeno del niño.
  • Informe a la población: Mantener informados a todos es una obligación de las autoridades, representantes del Ministerio de Salud y a los especialistas de las EPS (Empresas Prestadoras de Servicios de Saneamiento). La desinfección de agua y su respectivo control de calidad ya debería ser un tema que todos manejen bien.

 

 

Quím. Silvana Quijandría Casanova

Especialista en Tratamiento y Control de Calidad de Agua

 

R CHEMICAL

Lima – Perú.