2020, año que nunca olvidaremos:  El Perú y el mundo enfrentan una de las luchas más duras contra el Coronavirus, una familia de virus que hasta el día de hoy, ha afectado a casi millón y medio de personas en el planeta, tomando la vida de casi 100 mil víctimas.

Todo el cuidado que podamos tener para no contagiarnos  es poco, y creo que ya es de dominio global las precauciones que se deben tomar tanto cuando se está en la calle, como cuando volvemos a casa a reencontrarnos con los nuestros.

Pero, ¿se está haciendo algo para combatir al Covid-19 en las calles y/o espacios públicos?

En otros países, en los que la cantidad de afectados ya ha salido de control, se puede ver que la desinfección de calles previo barrido húmedo ya es una necesidad de vida o muerte.   En el Perú aún no se está atacando al virus frontalmente en calles, salvo algunos municipios que han optado por desinfectar zonas como mercados y calles más transitadas.

Recordemos que el virus puede permanecer infeccioso en superficies inanimadas a temperatura ambiente hasta por 9 días, y a pesar que, a más temperatura, su persistencia es menor, por favor revisemos el caso de la Región Loreto, la cual está muy afectada a pesar de tener una temperatura superior a la de nuestra capital. Por lo tanto, la contaminación de superficies es una fuente de transmisión del virus y hay que hacer algo.

¿Cómo desinfectar calles o zonas públicas?

Los siguientes aspectos son importantes a la hora de elegir el desinfectante o agente destructor del virus:

  1. Efectividad
  2. Accesibilidad
  3. Efectos secundarios.

Efectividad: “Conoce a tu enemigo – Sun Tzu”

Para poder atacar al virus, necesitamos conocerlo muy bien, pues nos conviene utilizar un producto que sea efectivo al 100%, un biocida capaz de destruirlo al primer contacto. Para ello, una de las mejores formas de conocerlo es secuenciar su genoma, el cual contiene las instrucciones necesarias para hacerlo funcionar. Esto permite conocer la enfermedad, conocer su evolución y en especial cómo hacerle frente.

Cuando los coronavirus infectan una célula, liberan de su interior su ARN y esto desencadena en la célula viva los episodios nefastos que ya conocemos. Entonces, buscaremos un producto que inactive de forma eficaz y rápida su actividad.

Accesibilidad:

Para poder atacar al virus, debemos asegurarnos de elegir bien al agente destructor.  Si vamos a utilizar, por ejemplo, un desinfectante potente, debemos estar seguros de que lo vamos a encontrar de manera fácil y a un precio razonable en nuestro país, pues recordemos que vamos a utilizar cantidades muy grandes y no estaremos en condiciones de esperar importaciones, favorecer a algún monopolio o gastar un dineral en adquirirlo.

Efectos Secundarios: “La clave es: La medida justa”

Lamentablemente, para poder atacar a un virus o bacteria o algún otro agente patógeno, los biocidas disponibles también pueden afectar a otros seres de nuestro interés y que sí merecen cuidado, como por ejemplo nosotros mismos, nuestras mascotas o las plantas.

Voy a poner el ejemplo de la “Lavandería” para abordar este caso: Tenemos en nuestra lavandería una prenda blanca pero manchada que deseamos recuperar y un vestido de colores que necesita un lavado común.

La prenda blanca necesita blanqueador, de lo contrario no vamos a poder obtener los resultados esperados, pero también necesitamos lavar el vestido de colores y que no pierda sus características.  Lo más adecuado es dedicarnos sólo a una prenda por vez. Cuando estemos aplicando blanqueador a nuestra prenda blanca, la prenda de color debe permanecer lejos.

Es lo que se hace cuando se desinfecta la ciudad. Los compuestos clorados – desinfectantes serán excelentes para la destrucción del virus, pero dañino para las plantas, perjudicial para las tapas metálicas de buzones o rejillas sumideros por ser corrosivo, tóxico para mascotas, por lo tanto, hay que mantenerlos alejados durante la jornada de limpieza. De igual manera, no es bueno que haya transeúntes en ese momento y en especial, quienes se dedican a aplicarlo deben contar con la indumentaria adecuada para manejo de productos tóxicos.

El tema de las concentraciones también es importante. A nuestra prenda blanca, no podemos aplicarle lejía pura, pues podría dañarse la tela o incluso quemarse y romperse. Las concentraciones a aplicar de desinfectante en la ciudad también deben manejarse con mucho cuidado. Queremos destruir al virus, pero no todo lo que nos importa conservar en buen estado.

HIPOCLORITO DE CALCIO AL 70% R-CHLOR

Si hablamos de 1) Efectividad y 2) Accesibilidad tenemos el hipoclorito de calcio al 70%. Es 100% efectivo para destruir al virus y muy accesible  en el mercado local.

Si hablamos de efectos secundarios, sin duda los habrían, pero con un adecuado manejo de concentraciones y forma de aplicación, podemos hacerle frente a este terrible mal que nos atormenta y salvaguardar nuestra salud, la de nuestra familia y todo aquello que nos importa.

Hipoclorito de calcio R-Chlor al 70%
Representante Exclusivo: R CHEMICAL S.A.C.

Teléfono para pedidos: 999 616416 – 939-317321

Lic. Silvana Quijandría Casanova

Especialista en Calidad de Agua