Cada vez me esfuerzo un poquito más por ofrecer un post o publicación digerible y que quede por siempre en la mente de quien lo lee. Esta es una ocasión especial para tocar un tema importante a la hora de interpretar un resultado de análisis químico y relacionarlo con algún episodio de diario vivir.

Imaginemos a un gordo muy gordo (sin alusiones personales) que vive en el extranjero. Este gordo siempre se ha pesado en su pobre y maltratada balanza que le dice cuánto pesa en LIBRAS. Un día el gordo viaja a Perú y como no pudo traer su balanza consigo, se dice a sí mismo: “Me voy a ir a SODIMAC (o lo que sea) y me voy a comprar una balanza para ver cuánto engordo comiendo rico en este maravilloso país”.

El gordo, que es bien entusiasta, se sube a la balanza en la misma tienda y ve que: Pesa la mitad!!!. ¿WHAT?? Ah claro, se puso feliz porque pensó que había bajado de peso comiendo bastantísimo!. Pero luego razona un poquito más y se da cuenta que la balanza “perucha” entregaba data en KILOGRAMOS.

2

Era absolutamente ilógico que pesara la mitad sin haber siquiera subido 5 minutos a la elíptica! (qué maravilloso aparato!). Sin embargo se compró la balanza de todas maneras porque le subía la autoestima cada vez que se pesaba. Él sabía que era una ilusión, un espejismo, pero se sentía bien cada vez que veía su realidad reflejada en pocos números!

Ahora aterricemos la idea en un análisis de nitratos en agua potable:  En el mercado mundial de equipos y kits de análisis, se vende equipamiento con metodologías patentadas para análisis de “nitratos” que reportan los resultados como mg/L de Nitratos ó como mg/L de N-Nitratos.

Muchas personas desconocen cuál es la diferencia entre NITRATO (NO3) y N-NITRATO (N-NO3). Y lo más triste es que en ese grupo de personas hay algunos jefes de control de calidad de empresas de Agua Potable (OMG!)

Aquí una comparación simple:

mg/L de NO3-: Concentración completa de todos los nitratos presentes en agua, comparable con el Reglamento de Calidad de Agua para Consumo Humano sin aplicar conversión alguna.

mg/L de N-NO3-: Concentración del nitrógeno de los iones nitrato presentes en la muestra. No es comparable con el Reglamento de Calidad de Agua para Consumo Humano. Hay que aplicar una conversión.

 

Esto significa que hemos vivido engañados toda una vida?. La respuesta es NO.

Tú te has querido engañar solito porque tener un reporte bajo de “nitratos” en agua te subía la autoestima, y pensabas que estabas produciendo agua de excelentísima calidad, o simplemente porque sí pensabas que estabas bien y es que no sabías interpretar el resultado (PLOP!)

Lo primero es lo primero: Anda agarra tu kit de análisis de “nitratos en agua” y fíjate si el aparato reporta resultados como NO3 o N-NO3. Si recién te das cuenta que reporta en N-NO3 y que no aplicabas ninguna conversión y encima lo comparabas con el Reglamento y reportabas orgullosísimo tu resultado, primero, da gracias a Dios que sigues en ese trabajo y que nadie se dio cuenta., y segundo, toma nota de lo que debes hacer de ahora en adelante:

Conversión de N-NO3 a NO3:

Datos:

Peso Atómico del Nitrógeno: 14

Peso Molecular del Ion Nitrato (1N + 3O) = 14 + (16×3) = 62

Relación: 62/14 = 4.428 (factor de conversión)

 

Fórmula de Conversión:

mg/L NO3 = mg/L N-NO3 x 4.428

 Female researcher taking notes

Ahora que estás empezando a convertir TODOS tus resultados equivocados de años de magnífica labor, te podrás dar cuenta que la vida no era tan color de rosa como pensabas, y que junto con el gordo, te estabas ilusionando en vano.

Ahora que ya terminaste de examinar tu data, has visto algún valor igual o mayor a 11,3 mg/L de N-NO3?. Si lo multiplicaste por el factor de conversión te habrás dado cuenta que excediste los LMP y no lo reportaste ni hiciste nada al respecto!

Que tengas buenas noches! …..y en especial, ojalá que puedas dormir después de saberlo!

 

4

 

Quim. Silvana Quijandría Casanova

Especialista en Tratamiento y Control de Calidad de Agua.

Lima – Perú.