Elección y Manipulación de Reactivos Químicos en un Laboratorio de Aguas

Los Reactivos Químicos en un Laboratorio de Análisis de Agua, son los protagonistas estrella en una determinación, y una buena elección es un factor importante para un resultado de calidad.

 

Existen reactivos químicos de diferentes marcas, de diferentes procedencias, de diferentes granulometrías, de diferentes estados físicos, de diferentes grados de pureza, de diferentes presentaciones; pero en fin, lo que importa a la hora de adquirir un reactivo químico debe ser el uso que le daré.

 

Lo primero que debo plantearme a la hora que se presenta la necesidad de adquirir un reactivo debe ser:

 

  • ¿Qué análisis voy a realizar con el reactivo?
  • ¿Cuáles con los analitos interferentes en mi análisis según un método establecido?
  • ¿Con qué frecuencia voy a utilizar el reactivo?
  • ¿Qué cantidad de reactivo químico voy a utilizar para mi análisis?
  • ¿Qué certificados debo exigir a mi proveedor?
  • ¿Cómo debo almacenar mis reactivos químicos una vez adquiridos?

 

Análisis que voy a realizar: La elección de un reactivo químico se determina principalmente por el tipo de análisis que realizaré, una vez elegida la metodología de análisis claro está.  Si voy a proceder a analizar aluminio total en agua por el método de Eriocromo Cianina R, es necesario adquirir éste indicador (ECR) para poder generar los cambios colorimétricos y consecuentemente conocer la concentración por espectrofotometría.  La selección del método define el reactivo químico indispensable para la determinación.

 

Analitos interferentes en el análisis: Respecto a este punto, debemos conocer cuales son los analitos cuya presencia es nefasta para el análisis. Por ejemplo, para una determinación de cloro residual libre por el método del DPD el manganeso es un analito interferente.  No se desea tener este elemento en la muestra de agua porque puede provocar una señal inadecuada tanto con la técnica visual como digital. Si se sabe entonces que la muestra debe estar exenta de manganeso para una determinación adecuada, es obvio que el manganeso no debe estar tampoco en el reactivo DPD.  Para ello se exige el certificado de análisis del producto en el que se contempla los componentes mayoritarios y minoritarios del insumo.

 

Frecuencia de uso del reactivo y cantidad de reactivo que emplearé: En este aspecto, lo que prima fuertemente es el criterio de ahorro en un laboratorio.  Volviendo al ejemplo de la determinación de Aluminio por el método de Eriocromo Cianina R: Generalmente los reactivos químicos indicadores como el ECR, se emplean en cantidades muy pequeñas, y existen presentaciones grandes y minúsculas de este tipo de insumos. 

Si sabemos que el reactivo solo lo vamos a utilizar 1 vez al mes y que vamos a emplear1 gramodel producto cada vez que se prepare una solución, sería necesario considerar la compra de la presentación más pequeña de ECR para mi análisis de Aluminio.  Con mayor razón si apreciamos que los proveedores del producto ofrecen como máximo 1 o 2 años de tiempo de vida del mismo.

Es fácil determinar la presentación de producto que compraremos, solo debemos comprar la cantidad justa de producto teniendo en cuenta la fecha de vencimiento y la cantidad de producto que utilizaré en ese lapso de tiempo.

 

Certificados que debo exigir: Como manifesté a un inicio, el grado de pureza de un reactivo químico es un factor fundamental para la obtención de resultados de calidad.  Si vamos a utilizar varios reactivos químicos para análisis de HIERRO en agua, ninguno de ellos deben contener concentraciones apreciables de HIERRO.  Es más, la presencia de este elemento debería estar ausente incluso a nivel de trazas, ya que puede interferir en la determinación, dando una señal positiva cuando en realidad en la muestra no existe hierro.

Todo esto, puede conocerse con anticipación, antes de realizar el análisis, si es que hemos exigido al proveedor que nos proporcione los Certificados de Análisis de los reactivos químicos.  En el se detalla cual es el porcentaje del producto mayoritario y las concentraciones de los concomitantes.  Asimismo, debemos solicitar la Hoja de Seguridad del Material (MSDS – Material Safety Data Sheet) para conocer todas las generalidades, propiedades específicas, advertencias de uso y acciones en situación de emergencia relacionadas con un reactivo químico específico. 

Otro documento que debe exigirse es el Certificado de Calidad, en el cual se detalla los pormenores de la realización de un testeo del producto para saberse si reacciona adecuadamente ante una situación en la cual el producto da señales positivas.

Todos estos documentos deben ser realizados por el fabricante del producto, o bien por una entidad competente tal como un laboratorio reconocido oficialmente.

 

Almacenamiento de Reactivos: El almacenamiento de reactivos químicos debe efectuarse de acuerdo al criterio de reactividad del insumo.  Es preciso saber que existen FAMILIAS de reactivos químicos.  Estas son conformadas por productos con propiedades similares, que cuando se almacenan juntos, no reaccionan. Por ejemplo, la familia de las sales inorgánicas de sodio:  la gran mayoría de estas sales son fácilmente almacenables con otras de su especie sin correr el riesgo de una explosión o reacciones violentas.  No ocurre lo mismo por ejemplo al almacenar glicerina con ácido nítrico y ácido sulfúrico porque en caso de derrame se podría ver favorecida la formación de Nitroglicerina.

En la Hoja de Seguridad del Material (MSDS), encontraremos siempre los criterios de almacenamiento de los productos químicos que adquirimos, es por ello que debemos exigir al proveedor que nos proporcione este documento, el cual será de suma utilidad para manipularlos adecuadamente.

 

Por otro lado, tratándose de almacenamiento de reactivos, muchas veces preparamos nosotros mismos las soluciones patrón, o soluciones madre, o los estándares secundarios para un análisis posterior.  Es MUY importante después de la preparación, guardar las soluciones en frascos adecuados en los que se indique claramente qué solución es, su concentración y la fecha de preparación.  De no hacerlo, imaginemos las consecuencias de realizar un análisis con el reactivo equivocado.

 

Cuando encontremos en nuestra mesa de trabajo una solución que no sabemos con certeza como, cuando y con qué fue elaborada, es mejor descartarla. 

 

 

 

Quím. Silvana Quijandría Casanova

Especialista en Tratamiento y Control de Calidad de Agua

 

R CHEMICAL S.A. (Lima – Perú)

 

5 pensamientos en “Elección y Manipulación de Reactivos Químicos en un Laboratorio de Aguas

Deja un comentario